¿Por qué no puedo llevar a mi hijo al parque?

Nuestros niños llevan muchos días sin “ver la luz del sol” guardados en casa, sin sus amigos y cumpliendo con “1000” horas de clases virtuales. La vida les dio una vuelta de 180 grados, literalmente, se les “puso patas arriba“.

niños en cuarentena
Photo by Andrew Seaman on Unsplash

Para ellos es difícil entender lo que ocurre, sienten como si estuvieran castigados y recuerdan con tristeza los momentos fuera de casa con sus amigos.

Y, no nos digamos mentiras, para nosotros en ocasiones también se vuelve una situación agobiante.

En este punto es completamente entendible que, tanto ellos como nosotros esperemos con ansias el día en que les permitan volver a salir.

Y de pronto… el tan anhelado día llega. Los niños al fin van a poder salir. Inmediatamente comienzan los planes de todo lo que vamos a hacer cuando salgamos a la calle: vamos a ir al parque, vamos a jugar esto o aquello, vamos a vernos con Fulanito, etc.

Pero entonces, las autoridades sanitarias nos dan un ultimatum: los niños pueden salir, pero no pueden ir al parque.

niños en el parque
Imagen de Julio Cesar Velasquez en Pixabay

Pero díganme ¿Por qué?

La explicación es muy sencilla.

Cuando una persona infectada con el coronavirus habla, tose o estornuda, su saliva puede contaminar objetos que estén incluso a un metro de distancia y en estas superficies, el virus permanecerá activo e infectante incluso, por varios días.

De esta forma el columpio, el pasamanos y los demás juegos del parque se pueden contaminar y al jugar en ellos, las manos de tu hijo también lo harán.

Si tu hijo, con sus manos contaminadas, se toca la boca, la nariz o la cara se contagiará, y hoy en día sabemos que los niños, al igual que todos, pueden contagiarse, enfermarse e incluso morir.

Por esta razón, si vas a salir con tu hijo, sigue las siguientes recomendaciones:

  1. Antes de salir, enséñale la forma correcta de utilizar el tapabocas.
  2. Explícale que aunque se encuentre con sus amigos debe mantenerse por lo menos a 2 metros de distancia de ellos.
  3. Cerciórate de que tu hijo tenga claro que no podrá jugar con los “aparatos” del parque.
  4. Lleva contigo el gel antiséptico.
  5. Evita llevar juguetes.
  6. Sal a pasear con tu hijo, corran, jueguen y disfruten al máximo su momento al aire libre.
  7. Al regresar a casa, recuerda que deben bañarse y cambiarse de ropa.

Ten presente que, el coronavirus es un enemigo invisible, peligroso y que acecha en todas partes, por eso nunca debes “bajar la guardia” y mucho menos, cuando se trata de la salud de tu hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.