No entiendo mi examen del azúcar

Seguro te ha pasado. Hoy en la mañana, llegaron a tu correo los resultados de los exámenes del azúcar que tomaste hace un par de días, incluso aún recuerdas lo incómodo de la experiencia.

Instintivamente abres el archivo y te dispones a revisarlos, ¿Qué tan difícil puede ser? Al fin y al cabo, solo se trata de comparar tus resultados con los que el informe del laboratorio reporta como normales. Un trabajo sencillo.

De pronto te encuentras en una “batalla” contra siglas y valores que ya no parecen tan sencillos de interpretar, comparas tu valor con los del laboratorio y puedes determinar si está dentro o no de los límites normales, pero aún sigues sin entender lo que “traduce” ese resultado con respecto a tu salud.

examen del azucar
Photo by bruce mars on Unsplash

Bueno, pues de eso se trata este artículo, te voy a “traducir” tus exámenes, te voy a contar lo que tu médico ve en ellos.

El análisis de tus exámenes comienza en la consulta médica previa, mientras tú nos cuentas tus hábitos, tus antecedentes, tu historia familiar, tus síntomas, etc. nosotros vamos juntando todas las piezas como si se tratara de un rompecabezas.

Este rompecabezas nos permite identificar en qué contexto clínico te encuentras y así definir que examenes son los adecuados para ti:

  • Si eres un paciente con factores de riesgo de sufrir Diabetes, te solicitaremos exámenes de tamizaje.
  • Si tienes poliuria (orinas mucho), polidipsia (sed excesiva), polifagia (apetito voraz) y/o pérdida inexplicable de peso, tienes síntomas sugestivos de Diabetes, así que solicitaremos exámenes que nos permitan aclarar el diagnóstico.
  • Si eres un paciente previamente diabético que viene para su control, solicitaremos exámenes de seguimiento de tu patología.

Una vez que tenemos los resultados de tus exámenes, los valores allí reportados son más que simples cifras normales o anormales, son la pieza faltante del rompecabezas que empezamos a armar en la consulta anterior.

Ahora, con el rompecabezas completo, podemos tomar distancia y visualizarlo para entender cómo se comporta tu cuerpo cuando consumes azúcar, lo que los médicos llamamos el metabolismo de los carbohidratos.

Ahora sí hablemos de las pruebas…

Prueba de glucemia en ayunas

Este examen permite cuantificar tu reserva de glucosa (azúcar) en la sangre luego de llevar 8 horas sin comer ni beber nada, en ayuno.

Si bien es cierto que la glucosa es la principal fuente de energía de todas las células del cuerpo, lo que es claro es que sin ella el cerebro no funciona, por eso tu cuerpo debe asegurarse de mantener constantes los niveles de glucosa en sangre (glucemia). Los mecanismos alternos que se activan en ausencia de alimento, durante el ayuno, son los que evaluamos con esta prueba.

Es útil como examen de tamizaje, de diagnóstico y de seguimiento.

Su resultado nos permite 3 tipos de diagnósticos:


Prueba de glucemia al azar

A diferencia de la prueba anterior, esta no requiere ningún tipo de preparación o ayuno, se puede tomar en cualquier momento del día, por eso el nombre de “al azar”.

Con este examen evaluamos la producción pancreática de insulina, una hormona cuya presencia es indispensable, para que las células puedan hacer uso del azúcar (glucosa). Si su producción es insuficiente la célula no podrá utilizar el azúcar y este permanecerá en la sangre circulando. Si al cuantificarlo encontramos resultados superiores a 200mg/dl, haremos diagnóstico inmediato de diabetes. Es importante aclarar que valores inferiores no son valorables.

No sirve como examen de tamizaje. Es una prueba muy útil en el servicio de urgencias, que permite hacer un diagnóstico rápido de Diabetes así como de sus peligrosas complicaciones agudas: por un lado, la cetoacidosis diabética y el estado hiperosmolar, donde las cifras de glucemia son muy altas; y por el otro lado, la hipoglicemia, en los pacientes que utilizan insulina, donde por el contrario son muy bajas.


Test de tolerancia oral a la glucosa

También conocida como Glucemia pre y post carga.

Esta prueba requiere la toma de dos muestra: una en ayunas y otra dos horas después de haber tomado una bebida muy azucarada (75g de glucosa).

Cuando comes azúcar, este se absorbe y su cantidad en la sangre aumenta; esto activa la producción de insulina que, a su vez se encargará de que el azúcar ingrese a las células para cumplir sus funciones metabólicas y de esta forma progresivamente los niveles sanguíneos regresen a su valor normal.

Este examen es útil como prueba diagnóstica incluso en fases tempranas de la enfermedad porque cuando la Diabetes comienza a instaurarse, la producción de insulina se vuelve insuficiente y los niveles de azúcar luego de la ingesta de alimento se mantienen elevados.

Adicionalmente en los pacientes con tratamiento para la Diabetes, este examen es una medida eficaz de seguimiento porque si el tratamiento está siendo efectivo, debe encontrarse dentro de límites normales.


Hemoglobina glicosilada (HbA1C)

Esta prueba no requiere ayuno ni ninguna preparación previa, se puede tomar en cualquier momento del día.

En la sangre el azúcar no puede transportarse solo, así que se adhiere a la hemoglobina, una proteína contenida en los glóbulos rojos, glicosilándola. Como los glóbulos rojos viven 120 días la cuantificación del porcentaje de hemoglobina que se encuentra glicosilada (unida al azúcar), es una forma indirecta de conocer la glucemia promedio de los últimos 3 meses.

Este examen es útil para hacer diagnóstico y seguimiento del tratamiento de los pacientes diabéticos.


Glucometría

Es una medición rápida de la glucemia. Lo que diferencia esta prueba de las otras es que no requiere de personal especializado para su toma, cualquier persona la puede hacer.

Se coloca una gota de sangre (de un pulpejo) en una tirilla reactiva especial, que luego se introduce en el glucómetro, un aparato que en pocos segundos indicará el nivel de glucemia del paciente.

Es una prueba diagnóstica y es el método de elección para el seguimiento del tratamiento con insulina.

Puede tomarse en ayunas, 2 horas después de la comida o al azar, y su resultado se evalúa siguiendo los valores de normalidad y anormalidad, considerados para cada una de esas pruebas.

El propósito de este artículo no es reemplazar a tu médico, sino “traducir” para ti tus exámenes del azúcar. Si tienes alguna inquietud adicional escríbela en los comentarios.

4 Comentarios

  1. Dra Adriana ! Excelente artículo , claro, al punto y muy fácil de entender ! Estamos a la espera de tu próximo artículo!

    1. Gracias, me encanta que te haya gustado.

  2. Adri muchas gracias por tu explicación sencilla y clara sobre el azúcar en la sangre.

    1. Con mucho cariño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: