Niños, coronavirus y cuarentena

El coronavirus (COVID-19) apareció sorpresivamente en nuestras vidas transformándolas, o más bien… trastornándolas.

Nosotras ahora somos amas de casa, profesoras, expertas en sistemas e internet, teletrabajadoras, psicólogas, recreacionistas, junto con otras múltiples funciones que esta nueva realidad nos ha traído.

Esta situación, para nosotras ha sido un reto, para los niños muy difícil de entender y para todos, por momentos, se ha vuelto agobiante.

Salud mental de los niños es importante

Los niños. Se ha hablado mucho sobre el impacto en la salud mental de los niños causado por el confinamiento. Pero, en realidad, la salud mental de los niños no depende de su vida social, ni de la cantidad de sol que reciban o la intensidad de ejercicio que practiquen, depende del mundo que les reflejen sus padres.

Todos recordamos películas, como La vida es bella y En busca de la felicidad, que muestran la vida de dos padres reales, en situaciones muy adversas.

El primero, Rubino Romeo Salmoni, un judio, en medio de un campo de concentración nazi y el segundo, Chris Gardner un vendedor en bancarrota y sin un lugar donde vivir; ambos, haciendo uso de su imaginación y a través de juegos, logran que sus hijos nunca perciban lo difícil de la situación en la que viven.

Nuestros hijos verán y sentirán el mundo, dependiendo de como se los mostremos nosotros, los adultos.

Los niños y sus abuelos

Otras discusiones se han centrado en si los niños son o no transportadores del virus, hacia poblaciones más susceptibles, como lo son sus abuelos, y quiero decirles que, aún no lo sabemos a ciencia cierta.

Imagen de Dan/Kelli Oakley en Pixabay
Imagen de Dan/Kelli Oakley en Pixabay 

Entonces, ¿Por qué la insistencia de mantenerlos en aislamiento, bajo esa justificación? Pues, como muchas cosas sobre esta pandemia, las hemos tenido que ir aprendiendo sobre la marcha y en este caso en particular, lo que hemos hecho es extrapolar al coronavirus, lo que sabemos sobre otros virus respiratorios (influenza, adenovirus, virus sincitial respiratorio, entre otros), donde claramente los niños son cuatro veces más transmisores que los adultos.

Pero en esta oportunidad, yo quiero hablarles acerca de algo de lo que poco se ha dicho. Del riesgo “médico” que para los niños pueden traer las medidas de suavizamiento o eliminación de la cuarentena.

Así como a muchas de ustedes les debe haber pasado, un día mi hijo, muy bravo me dijo “Mami, no es justo, que yo no pueda salir y ustedes si” y, no les voy a negar que en ese momento llegué a pensar, es cierto no es justo, es sólo un niño y necesita salir, jugar, tomar el sol. Pero les voy a contar algo…

Los niños no son inmunes

Los niños no son inmunes. Pero, ¿Qué significa que no sean inmunes? Significa que se pueden contagiar, por lo tanto enfermar y corren el riesgo de morir.

La tasa de contagio de los niños es muy baja, según diferentes estudios reportados en Acta Pediátrica calculan que la tasa está entre 1-2%; y pues si, realmente parece baja, ¿Cierto?, pero, si dejamos de pensar en porcentajes y lo pasamos a números, ¿Nos seguirá pareciendo tan baja?

Revisemos las cifras, de 2.500.000 contagiados en el mundo (cifra que ya sobrepasamos), sólo del 1-2% serán niños, es decir, que sólo de 25.000 a 50.000 niños se habrán contagiado, eso equivale a llenar todo un estadio de fútbol solamente por niños. No se a ti, pero a mi ya no me parece tan baja.

Los niños contagiados llenarían todo un estadio de fútbol ¿Te imaginas?

Según un estudio publicado en JAMA, demostró que 6 de cada 10 niños contagiados por COVID-19 requirieron hospitalización. Es decir que estaríamos hablando de entre 15.000 a 30.000 niños que tendrán que estar entre 2-4 semanas hospitalizados completamente solos, sí solos, pasando por situaciones muy críticas y dolorosas solos, porque sus padres no podrán acompañarlos ni visitarlos, sólo se enterarán por teléfono de su condición clínica.

Afortunadamente, sólo el 0,0016% de los niños morirán según reportó The Lancet, ¿Afortunadamente? no sé, eso significa que 40 niños morirán completamente solos.

Imagen de Christine Engelhardt en Pixabay

Esta pandemia nos ha hecho pensar en la vida y la muerte en forma de porcentajes y no en personas, y en este caso en particular, no has hecho sentir que nuestros hijos están fuera de peligro, pero sólo ponte a pensar

¿Y si tu hijo apareciera en alguno de esos porcentajes?, para ti ya la tasa no será 1-2% sino que será del 100%.

Si tu hijo se contagiara, para ti, la tasa será del 100%

Este es el mensaje más importante que te quiero dejar, tu hijo no es inmune. Y debemos hacer, lo que sea necesario, para que nunca entre dentro de esas cifras,

Por eso, al igual que la mayoría de los médicos, estoy completamente en desacuerdo con las medidas de suavizamiento o terminación de la cuarentena para los niños. Porque para mi, mi Nico es mi 100%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: