¿Por qué tengo tanta ansiedad durante la cuarentena?

Recientemente varias personas me han hecho esta pregunta y estoy segura que es un cuestionamiento que muchas otras comparten, en estos tiempo de cuarentena.

Y si estás leyendo esto, sospecho que tú eres una de ellas. Así que hablemos un poco sobre eso…

La ansiedad, es una sensación que nos acompaña de forma casi permanente, desde que el término “pandemia” entró a forma parte de nuestro vocabulario.

La ansiedad, es esa zozobra que sientes luego que revisas por quinta vez en el día las cifras de contagio, mientras miras la tercera edición del noticiero o cuando alguien te envía un link, con un dato de último minuto (casi siempre aterrador).

Pero la pregunta sería, si todo esto nos hace sentir tan mal, ¿Por qué insistimos en seguir haciéndolo?

cerebro, ansiedad y cuarentena
Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

La culpa de todo la tiene el cerebro

Desde los comienzos de la especie, el cerebro humano ha requerido ser especialmente sensible a la información negativa.

Gracias a esto aprendió a prever los riesgos y a prepararse ante las amenazas, es decir, que esta fascinación por lo negativo, es una cuestión de supervivencia.

Pero entonces, ¿Dónde está el problema?

Cuando el cerebro detecta un peligro, hará que liberes adrenalina, que se encarga de prepararte para responder con rapidez ante las amenazas (sientes palpitaciones, te sonrojas, sudas).

Pero y ¿si la amenaza nunca llega, pero el cerebro sigue percibiéndola?

El cerebro insistirá en mantener su “posición defensiva”, y este estrés sostenido, hará que liberes grandes cantidades de cortisol, culpable de tu sensación de ansiedad.

Y si el cerebro nos está protegiendo, entonces, ¿No hay nada que hacer? Todo lo contario, hay mucho por hacer.

Si bien tu cerebro es la torre de control del cuerpo, tú eres el controlador aéreo que reside en ella.

Tú eres quien decides

Pero, ¿Qué es lo que puedo decidir?

Puedes decidir llenarlo de estímulos agradables, como escuchar o bailar la música que te gusta; estar en compañía (así sea virtual) de quienes te hacen sentir bien, de quienes amas y te aman; oír, leer o ver situaciones agradables y felices.

Cuando haces cosas que te hacen sentir bien, tu cerebro estará feliz y hará que liberes endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina, las hormonas de la felicidad.

Esas de las que están “repletos” los niños.

felicidad, ansiedad y cuarentena
Imagen de Pexels en Pixabay

Y así produciras y perpetuarás, esa sensación de bienestar que llamamos felicidad.

La felicidad, es el mejor antídoto contra la ansiedad

Así que, no importa que tan estresante sea la situación que estés enfrentando, tú y sólo tú decides si dejas que tu cerebro te ponga ansioso o te haga una persona tremendamente feliz. ¡Tú decides!

4 Comentarios

  1. Gracias por explicarnos de manera fácil, que es lo que pasa con nuestras emociones!!!

    1. Gracias por tu opinión, viniendo de una psicóloga tiene mucho valor.

  2. Q bien Adri.. Realmente nos empeñamos en saber cómo van las cosas malas en vez de tratar de relajarnos con lo q nos gusta… Excelente tu artículo

    1. Definitivamente, nosotros decidimos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: